¿Como trabajamos?

Antes de empezar, nuestro equipo estudia y evalua la relación entre el perro y su propietario. Analizamos la información y diseñamos el programa educativo que mejor se adapte a las necesidades y requerimientos del cliente, y sobre todo, permita cumplir los objetivos.

Nuestra metodología se basa en las actuales técnicas de entrenamiento en positivo y terapias de modificación de conducta.

La ausencia absoluta de refuerzos negativos, castigos y la no utilización de herramientas punitivas como collares de impulsos, estrangulamiento o púas, tirones de la correa, etc… hace que este tipo de entrenamiento sea mucho más divertido para ambas partes (propietario - perro). Este método resulta efectivo para educar a perros de cualquier edad porque no existe ningún riesgo de dañarlo física ni psíquicamente, por lo tanto podemos empezar a trabajar con él desde edades muy tempranas o desde cachorro, adaptándonos siempre a su ritmo y teniendo presente en todo momento su limitación en lo que atención se refiere.

Herramientas de trabajo: el clicker y el refuerzo

Nuestras principales herramientas de trabajo son el clicker y el refuerzo. El entrenamiento con clicker, formalmente conocido como condicionamiento instrumental, se basa en los mecanismos de aprendizaje de los perros en condiciones naturales con la particular ventaja que puede aplicarse en cualquier circunstancia.

Este método se basa en la utilización del refuerzo y de un marcador de evento conocido como “clicker”. Cuando se trabaja con clicker lo primero que tenemos que conseguir es el comportamiento y para ello actualmente existen diversas técnicas de inducción o moldeado (luring, channeling, targeting, etc….) que nos van ayudarán a conseguirlo.

David y ThorIndependientemente de la opción que elijamos, lo que siempre tendremos que hacer cuando el perro nos ofrezca el comportamiento deseado, es marcar el evento con el clicker y acto seguido reforzarlo.

Un refuerzo puede ser desde un premio de comida, a jugar con su juguete preferido, caricias, mimos o cualquier otra cosa que se nos ocurra y que sea del agrado del perro. La mayoría de veces, sobre todo al principio del entrenamiento, suele utilizarse premios de comida, puesto que supone un refuerzo primario de vital importancia (satisface sus necesidades fisiológicas y garantiza su supervivencia) y también por la comodidad que supone para nosotros.

También se pueden utilizar premios verbales, pero no se suelen usar como único refuerzo porque hay perros que no se encuentran lo suficiente motivados con este tipo de refuerzos. La elección del refuerzo adecuado (comida, juegos, caricias, etc….) es lo que nos va a permitir sin duda incrementar las probabilidades de que dicho comportamiento se repita en el futuro, de ahí su gran importancia. A los comportamientos no deseados, no debemos prestarle atención, debemos ignorarlos (no marcar con clicker ni reforzar).

Si analizamos de cerca esta metodología, llegamos a la conclusión de que es una forma de aprendizaje fácil para el perro. Al no haber castigos el perro no tiene miedo de ofrecer comportamientos alternativos, por lo tanto podemos decir que este método fomenta sus ganas de aprender. Tratarán continuamente de ofrecernos comportamientos nuevos con el fin de conseguir su refuerzo, lo cual utilizaremos en beneficio propio para enseñarles gran diversidad de ejercicios. “Este método mantiene la mente del perro activa.”

Contactar

Trabajamos siempre en presencia del propietario

Trabajamos siempre en presencia del propietario, tratando desde el principio que ambos (propietario – perro) aprendan a trabajar conjuntamente y estrechen así sus lazos afectivos.

  • Nuestro principal objetivo es potenciar el vínculo propietario-perro, y que el propietario adquiera todos los conocimientos teórico-prácticos necesarios para comprender el comportamiento de su perro y rentabilizar al máximo su educación.

Servicio a domicilio

Conscientes de lo difícil que resulta hoy en día conciliar la vida laboral con la familiar en cuestión de horarios, CANESVALL le ofrece la posibilidad de disfrutar de nuestros servicios a domicilio.

Nos adaptamos a su disponibilidad horaria ofreciéndoles una atención individual y personalizada, abalada por una amplia experiencia y profesionalidad. En los trabajos a domicilio el perro trabaja en su entorno, donde desarrolla su vida diaria y también donde existen las mayores dificultades y distracciones para que obedezca. Trabajar ejercicios de obediencia en escenarios reales con sus correspondientes estímulos va a garantizarnos en el futuro a tener nuestro perro bajo control y satisfacer las ilusiones que motivaron su adquisición.

Duracion de las clases

Las clases tienen la duración de 1 hora y suelen darse entre una y dos veces por semana dependiendo de cada caso en particular. Para garantizar los objetivos fijados, el propietario deberá respetar siempre las reglas y pautas que el personal de CANESVALL les indique durante las clases del entrenamiento.

Así mismo, éste deberá trabajar diariamente con su perro para ir consolidando el trabajo, teniendo como norma el seguir única y exclusivamente los métodos que nosotros le hayamos indicado. A pesar de lo que podamos escuchar, para educar a un perro no es necesario dedicar muchas horas durante el día, si no todo lo contrario, diez minutos diarios pueden ser suficientes siempre y cuando haya una constancia.

El perro debe vivir el entrenamiento como algo divertido, si dedicamos muchas horas al día lo acabaremos convirtiendo en una carga y al perro dejará de gustarle.

Contactar

Consultas Online

Tiene tu perro una o varias conducatas que deseas modificar?

A veces siguiendo unas sencillas pautas muchos de los comportamientos inadecuados se extinguen. Consultanos tus problemas online y nos pondremos en contacto contigo por este mismo medio.

Enviar consulta online